Cuenta la leyenda que entre nosotras existen chicas que aunque mantienen su tocador y su bolso siempre repleto de los mejores, más costosos y más nuevos productos de belleza, debajo de esas capas de maquillaje, blush, sombras, rimmel, labial y whatnot, esconden una piel seca, dañada y susceptible a los granitos que ni en nuestras peores pesadillas esperaríamos toparnos.

Tal vez conocemos a alguien así o hasta nos sentimos identificadas (¡ups!) y si es el caso tendríamos que pensar en varias cosas: en esta temporada, con el calor, el sudor, las pool parties y todo lo demás, será difícil creer que nuestro BFF, el bendito maquillaje, estará siempre con nosotras para protegernos; además, hoy la tendencia en belleza se inclina hacia el look natural (y realmente natural, no natural estilo contouring) y para lucirlo bien se requiere una piel en decente estado; y, lo más importante es que si ignoramos o maltratamos nuestra piel desde ahorita, más adelante cuando nuestra piel le diga a la gente que tenemos 10 años extra, nos preguntaremos porqué no tomamos cartas en el asunto desde un principio.

vogue.mx
vogue.mx

Y es que cuidar de nuestra piel no significa que tenemos que gastar los millones en cremas y tratamientos, o hacernos de miles de nuevas y tediosas rutinas de belleza que solo nos quitarán el tiempo. Hay un montón de acciones muy sencillas para mejorar el aspecto de nuestra piel que podemos hacer casi sin darnos cuenta.

A continuación te presento tips facilísimos que te ayudarán a mantener tu piel sana y completamente presumible sin una gota de maquillaje.

Desmaquíllate cada noche

vogue.mx
vogue.mx

Se dice fácil pero cuando vienes llegando de la fiesta con la única misión de tirarte a la cama con todo y el vestido puesto, requiere de mucha fuerza de voluntad hacerlo. Ayúdate a lograrlo cada noche colocando tu desmaquillante (las toallitas son muy prácticas) sobre tu buró de noche. Si no lo haces, no dejarás que tu piel respire y se recupere, sin contar con que los granitos están esperando cualquier excusa para presentarse.

Bloqueador obligatorio

vogue.mx
vogue.mx

No te quiero asustar, pero el cáncer de piel es real y nos puede dar aún cuando no seamos súper blancas y aunque no vayamos a la playa. O sea: sí te quiero asustar (es por tu bien). Además, cuando tu piel está completamente expuesta a los rayos ultravioletas envejece mucho más rápido y se te empiezan a hacer esas arruguitas que llegan para quedarse. Así que, cerciórate de usar bloqueador antes de salir o de buscar maquillaje con protección solar incluida.

Exfóliate una vez a la semana

vogue.mx
vogue.mx

Entendemos que eres una chica súper ocupada y que una rutina diaria extra es mucho pedir, pero todas podemos encontrar un pequeño espacio en la semana (una noche sin planes, un sábado tranquilo) para exfoliar nuestra piel. Créeme que al hacerlo descubrirás que tu piel puede brillar mucho más de lo que pensabas, pues al hacerlo quitas las células muertas que la hacen lucir opaca.

Toma mucha agua

vogue.mx
vogue.mx

Ya nos han dicho que tomar mucha agua es bueno para la digestión, pero también es bueno para nuestra piel. Tomar 3 litros de agua al día nos desintoxica y eso se nota por dentro y por fuera. Así que carga un termo a diario y rellénalo cuantas veces sea necesario. Siéntete más ligera y más radiante.

Cómete esa fruta

vogue.mx
vogue.mx

Te voy a decir exactamente qué hace la vitamina C por tu piel: es un increíble protector antioxidante, lo cual ayuda a retrasar el envejecimiento; repara las manchitas que te salen por estar en contacto con el sol; acelera la producción de colágeno, o sea que tu piel se siente y luce más firme; ayuda a curar cicatrices regenerando tu piel más rápido, entre otras cosas. Así que, cambia ese snack chatarra por una manzana, fresas, naranja, kiwi, papaya o broccoli, y ahórrate una costosa crema.

Déjate quieto el granito

vogue.mx
vogue.mx

Nuestra dieta, los cambios hormonales, el estrés o la herencia (¡gracias, papás!) pueden provocar que nos salgan granitos en la cara y cuerpo. Y aunque para muchas de nosotras son magnéticos y no aguantamos un día entero sin tratar de reventarlos, hay que detenernos, y si hace falta comprar una camisa de fuerza para lograrlo, ve sacando la tarjeta. Y es que cuando reventamos un granito, lo que hacemos es dañar aún más nuestra piel, a veces al grado de crear una cicatriz permanente. Además, podemos provocar una infección o que ese granito nos salga en otro lado.

Límpiate el sudor

vogue.mx
vogue.mx

Es verano, vas al gym, vives en México… tienes razones suficientes para sudar. Pero, si no nos lavamos la zona del cuerpo o la cara en contacto con el sudor, la piel muerta, el exceso de aceite y las bacterias pueden provocar un tipo de acné. Así que, si vas al gym, recógete el pelo y usa una banda en la frente, y siempre báñate después. Si nuestra ropa tiene sudor, directo a la ropa sucia. Si sudamos de la cara, hay que lavarla dos veces al día con un limpiador suave.

Aguas con las toallas

vogue.mx
vogue.mx

Otra forma sencilla de cuidar nuestra piel es haciendo uso correcto de las toallas que usamos para secarnos la cara. Cuando la uses, no te talles la cara con mucha fuerza, sino colócate la toalla en la piel y presiona ligeramente, para que ésta absorba sin que te irrite la piel. Además, lava tu toalla con la que secas tu cara después de cada uso.

Dale un break al maquillaje

vogue.mx
vogue.mx

El último tip es bastante sencillo de ejecutar. Al menos una vez a la semana ponte como meta el no usar maquillaje. Eso sí, utiliza una crema hidratante para que tu piel no luzca seca y sin vida. Si le das vacaciones un día a la semana a tu rutina de maquillaje, verás lo mucho que tu piel te agradecerá que la dejes respirar libremente todo el día, además de que lucirás una belleza natural que no pasará desapercibida.

¿Te animas a no solo “decorar” tu piel sino a cuidarla por dentro y por fuera?

Fuente: http://blogs.vogue.mx/your-mother-should-know/piel-perfecta-para-chicas-que-no-se-complican/