En distintas ocasiones he visto como mis amigas se matan para bajar de peso, prácticamente enloquecen en el gimnasio y haciendo dietas que no les duran más de una semana. No voy a negar que yo también me he visto varias veces en esa misma situación, pero con el paso del tiempo he logrado aprender varios Tips para implementar en el estilo de vida que hará que tengamos, y más importante, sostengamos nuestra figura ideal.

Tomar agua: no todos los mitos acerca de la alimentación son falsos, por ejemplo el de tomar dos litros de agua al día es tan cierto como el hecho de que las hamburguesas doble queso te ayudarán a subir algunos kilitos si las comes muy seguido. El agua tiene múltiples beneficios y uno de ellos es el de ayudarnos a perder peso, porque depura las impurezas del organismo, ayuda considerablemente a una buena digestión y disminuye el «hambre»  ya que la mayoría de las veces en las que sentimos hambre, en realidad es sed. También es beneficioso para los riñones, porque los hace trabajar al máximo ayudándolos a no retener líquidos.

vogue hydrate

Comida Saludable: una opción que se ha vuelto un must have en estos tiempos es la de sustituir la comida regular por la fitness. Por lo tanto es beneficioso reemplazar las harinas blancas por las integrales, en todas sus presentaciones: pan, arroz, tortas, galletas y todo lo que contenga harina; contrario al pensamiento de muchos, los productos integrales no adelgazan por si solos, se diferencian de las harinas blancas en el hecho de que en el momento de entrar al organismo no se transforman en grasa, sino en energía para el mismo. Otra opción que te hará bajar como flecha es disminuir los azucares en la alimentación diaria, puedes empezar por dejar de endulzar tus bebidas como los jugos y el café, después de un tiempo te acostumbrarás y ya no te hará falta el azúcar.

 

Cantidad adecuada de comidas: un punto muy importante en cuanto a la alimentación es el de comer cinco veces al día en las cantidades justas, por supuesto el desayuno, es sumamente importante comer al menos una proteína, como el huevo, una harina, como el pan (integral) y café negro sin azúcar para ayudar a quemar grasa, en la media mañana es recomendable comer una fruta, y al almuerzo, bastantes verduras, una sola harina (plátano, pan, papa) y por supuesto una proteína; a la media tarde el maní, las almendras y en general los frutos secos son una buena opción en cantidades pequeñas. Y finalmente en la cena, se recomienda comer carnes blancas como el pollo y el pescado con verduras.

Hacer ejercicio: es una forma eficaz para perder peso, ya que quemas más grasa lo común y mantienes tus músculos y articulaciones en constante movimiento. Hay distintas formas de ejercitarse, de la manera convencional, yendo al gimnasio: hacer cardio y levantar un poco de peso, también están los aeróbicos, la danza o el crossfit.

Comida chatarra: la comida trampa es  un punto del que se debe hablar, ya que son esos pequeños antojitos que debemos darnos en algunos momentos, cuando estamos en un plan de perdida de grasa, no es recomendable ingerir esta clase de comida en ningún momento, pero cuando llevamos nuestra dieta sana, con el fin de mantener nuestro peso, podemos darnos el lujo de comer al menos una vez a la semana, el helado, el pastel o la hamburguesa que tanto habíamos querido. Sin olvidar que ahora existen sustitutos saludables a todas estas comidas los cuales si podemos comer con más regularidad como las tortas y galletas integrales, a base de quinoa y las hamburguesas vegetarianas, que son supremamente saludables y saben delicioso.

Recuerda que la alimentación sana no se trata de hacer dietas por determinado tiempo y luego volver a los malos hábitos, sino de poder implementarla como estilo de vida para mantener el cuerpo sano y sentirnos bien con nosotros mismos.




Un comentario en «¡Aprende a bajar de peso con una dieta balanceada!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *