Los tres vestidos que no dejarás de ver en las editoriales de moda y serán los más recordados de la semana de la alta costura en París

@simoncblog – Es aquí en donde se concentra toda la opulencia y el lujo que puede ofrecer el mundo de la moda. No existe indumentaria más suntuosa o de calidad que la que ofrecen las marcas de lujo que hacen parte de la Chambre Syndicale de la Haute Couture, organismo encargado de gestionar la semana de la alta costura de París. Cada vez las grandes marcas se comprometen más con la creación de ropa individual y no para el mercado masivo, es por eso que haremos un repaso por los looks más icónicos de esta feria de moda.

El espíritu etéreo de Valentino

En realidad toda la colección de Valentino fue icónica en sí misma. ¡Qué forma más exquisita de darle cierre a la semana de la alta costura! La casa de modas presenta diseños maximalistas llenos de detalles llevados a cabo con el más minucioso cuidado. La música del show poseía un especial encanto renacentista que, junto con los vestidos, hicieron emocionar al público al punto del llanto (como le sucedió a Céline Dion). 

Este look en concreto representa hermosamente la colección. Un vestido, sin duda, digno del armario primaveral de una reina. Con mangas voluminosas, al mismo tiempo le fueron bordadas flores en una paleta suave pero colorida, las pestañas cubiertas con plumas fueron la perfecta combinación para esta opulenta fantasía.

El vestido glacial de Giambattista Valli

Giamba Valli (nadie lo llama por su nombre completo realmente), es uno de los 14 diseñadores que pertenecen la Chambre Syndicale de la Haute Couture de forma permanente, y aunque lo más representativo de su marca es la utilización de tul en grandes volúmenes y las siluetas extravagantes, este vestido sencillo pero opulento hace un guiño al glamour hollywoodense de los 50’s y 60’s.

Adaptándose perfectamente a la modernidad, las serpientes incrustadas en cristales fueron la cereza perfecta para un pastel lleno de lujo. Esto lo convierte en un look icónico y en el vestido perfecto para una femme fatale.

La fantasía tridimensional de Iris Van Herpen

Usando una técnica de impresión en 3D, Iris Van Herpen logró crear este vestido ultra-futurista que explora una nueva silueta. No es una reminiscencia de algo que hayamos visto en décadas pasadas como sucede en distintas pasarelas, pero sí nace de la inspiración entre la Harmonia Macrocosmica (un atlas estelar del siglo XVII) y la posibilidad de que se diseñaran híbridos humanos futuristas intervenidos desde la ingeniería.

Este vestido, y el resto de diseños con forma de nube, fueron creados en organza translúcida y son producto de una colaboración con el artista establecido en Nueva York y ex ingeniero de la NASA, Kim Keever.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *