La marca de lujo presenta una colección inspirada en las frases más virales de Instagram en la semana de la alta costura SS 2019 de París

@simoncblog – El primer look, de los 18 que conformaron el show, fue un vestido en tul fruncido que contenía diferentes colores los cuales se iban degradando progresivamente. Lo que realmente llamó la atención fue la gran frase adherida a la parte inferior de la pieza de alta costura, no solo por su tipografía informal o su gran tamaño, sino por lo que se leía en mayúsculas «NO PHOTOS PLEASE», aunque todos sabemos que el primer y último look son los que se llevan todas las fotografías. 

Viktor and Rolf Spring 2019 Couture Collection /
Photo: Alessandro Viero / Gorunway.com

Así sucedió con el resto de vestidos: piezas de alta costura con toda la calidad y tiempo de trabajo que demandan este tipo de colecciones, pero con frases puestas casi de manera arbitraria sobre ellas. Desde el setentero y pacifista icono hippie con la palabra «peace», hasta el irreverente «f* this, I’m going to Paris». Las imágenes de la colección simplemente no paran de publicarse y repostearse en las redes redes.

Viktor and Rolf Spring 2019 Couture Collection /
Photo: Alessandro Viero / Gorunway.com
Viktor and Rolf Spring 2019 Couture Collection /
Photo: Alessandro Viero / Gorunway.com

Y es que lo que llama la atención no es realmente lo poco común de la colección, porque a lo nuevo y ‘disparatado’ ya estamos acostumbrados; es en sí el hecho de poner estas frases que son comunes en camisetas y memes de Instagram, en vestidos de alta costura. Llevar una colección que tuvo al menos 700 horas de trabajo por vestido y en la que cada prenda cuesta más de $10,000 USD, a la extrema informalidad de estos códigos estampados.

La pregunta que indudablemente surge es si Viktor & Rolf tratan de hacer una crítica mediante esta colección o solo se trata de simple irreverencia. Tal vez quieran satirizar estas frases que se han vuelto virales en Instagram y con las que la mayoría de usuarios dicen verse identificados, sentencias que los jóvenes hemos interiorizado como si proviniesen de algún libro sagrado, que nos hacen sentir cool y pertenecientes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *