Cansado de ver todos los años anteriores a la mayoría de diseñadores lanzando cómodamente tanta ropa “Prêt-à-porter” (ready to wear), me sorprendí positivamente este año al ver muchísimas más propuestas conceptuales representativas de cada marca. Si bien, todas las pasarelas no fueron de este tipo, las demás lograron combinar el diseño conceptual y arriesgado con prendas usables para el día a día.

La pasarela de Aldea fue consecuente con la identidad de marca que su nombre refleja, ya que durante el desfile, la música y los diseños hicieron que se percibiera un aire tranquilo, como en una pequeña aldea “a la moda” en donde las apacibles habitantes lucían zapatos tipo alpargata y vestidos tipo talego sin mucho entalle en la cintura, usando colores como el blanco, el negro, el gris y una gama de colores tierra. Si se preguntan en donde pueden conseguir la colección estando en Cali, la respuesta es: Bazar Concept Store en el barrio Granada.

aldea-2 desfile-aldea

Erikó por el contrario, propuso ropa masculina bastante llamativa, con diseños estridentes y mucha influencia de los años 70: pantalones bota campana, cuellos altos, ombligueras, guantes de colores, blazers en tonalidades vibrantes como el fucsia y el azul. Al igual que el uso de estampado sobre estampado con diseños a cuadros, flores miniatura y lunares. Es la colección perfecta para una arriesgada editorial de moda colombiana.

eriko-2 eriko

Isabel Caviedes utilizó las texturas como principal recurso de diseño (concepto que me encanta, como apreciación personal), por un lado, hizo uso de telas en malla frescas y holgadas con flecos incrustados, todo en blanco. Por el otro, propuso diseños con materiales más pesados que le dieron cuerpo a los tops y las faldas. Respecto a los colores, utilizó el amarillo y el azul como tonalidades predominantes para la colección, todo sin perder la elegancia y sobriedad en los diseños, lo cual es de admirar, debido a que es necesario crear un balance perfecto entre siluetas y texturas junto con colores tan vibrantes como estos para no dar un efecto irreverente e informal. Isabel Caviedes, sin duda lo logró.

isabel-caviedes-2 isabel-caviedes

Beatriz Camacho la sacó del estadio con una combinación de siluetas orgánicas y geométricas, utilizando materiales de alta calidad y valiéndose de las texturas sobre colores de todo tipo para impactar. Se arriesgó a lanzar accesorios como lentes y aretes consecuentes con la colección, y se vieron desde vestidos de lentejuelas hasta telas planas brillantes y opacas; unos con golas, otros con tiempos, flecos, de corte largo y corto. En general fue una colección muy divertida sin dejar atrás el sentido de elegancia con la alta costura.

beatriz-camacho beatriz-camacho-2

Desde un panorama general, esta feria de moda caleña viene con mucha fuerza después de haberse reinventado en diferentes aspectos, sin duda seguirá siendo una de las más importantes de Colombia y Latinoamérica. Por último, es mi deber resaltar y felicitar el valor, esfuerzo y dedicación de parte de los diseñadores, aspectos que se pueden apreciar en cada una de las costuras de sus propuestas. Cuéntanos sobre tu opinión acerca de la feria en la sección de comentarios.

Un comentario en «La moda arriesgada y el diseño conceptual también se viven en Cali.»

  1. Oh, jeez, my husband got that on his arm. I hope you’ve been cancer free for a whi1&.Ie#82l7;m intrigued by the chemical peel. Did it hurt a lot? How long did it take to recover from that?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *