Se trata de una página llamada ReinVintage.com y tiene todo lo que una amante de lo retro y ecléctico solo soñaría con poseer

@simoncblog – Para nadie es un secreto que el clan Kardashian – Jenner es un fiel amante de las piezas vintage de diseñador, aman los artículos con logos protagónicos y las prendas Gucci de la era en la que Tom Ford era la cabeza creativa. Kim volvió a usar la tanga retro con la G esta misma marca; y Kourtney y Kylie lucieron de pies a cabeza estampados monograma de Fendi.

La pregunta es ¿de donde sacan toda esta ropa? En octubre, Kim Kardashian West publicó una foto en su Stories de Instagram junto a dos pares de gafas de sol vintage y un plumas blanco de bebé, todo con el logo de Dior. Comentaba al pie: «¡OMG, mi tienda favorita de vintage @reinvintagecollection«. ¿No te suena? A nosotros tampoco. Pero tras investigar un poco, ahora sabemos que Rein es el proyecto de Zena Bryant, una nativa del South Side de Chicago que llega nueva tanto al mundo de la segunda mano como al de la fama.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

@kkwbeauty Contour Singles Available NOW kkwbeauty.com

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

A pesar de que la actividad principal de Zena sea recolectar y comercializar piezas vintage, en algún punto, esto no fue ni de cerca una de sus pasiones. “Recuerdo que mi madre me arrastró a una tienda de segunda mano cuando era pequeña y la odiaba. El olor y la idea de vestir la ropa de otras personas me daban mucha impresión«, dice Bryant a Vogue.com. «Cuanto más íbamos, más me sorprendía con las prendas que era capaz de encontrar mi madre. Comencé a buscar y a engancharme cada vez más a la búsqueda del tesoro. Mi primer artículo vintage fue un bolso de MCM. La emoción que experimenté cuando lo encontré es la misma que siento y persigo a día de hoy”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kylie (@kyliejenner) el

Cuando Bryant descubrió que esta era su pasión y decidió dedicarse a ella, empezó a recolectar distintas piezas de diferentes tiendas en Chicago, ahora se ha extendido hasta Los Ángeles y Nueva York en donde negocia con distintas tiendas y comerciantes independientes. Hace poco abrió una tienda física cerca de su casa, pero inmediatamente descubrió que hacer sus ventas por internet resultaba muchísimo más rentable.

A parte del clan Kardashian – Jenner (acaba de enviarle a Khloe un mono de Dior para True), Zena también está despachando piezas para Cardi B y Demi Lovato.  «Law Roach, estilista de Céline Dion y Zendaya, contactó conmigo a través de Instagram en 2016″, explica Bryant. “Después de eso conocí a la estilista Krystle Kastlez, que ha trabajado con Pharrell y Selena Gomez. Me compró un vestido de Valentino y nos hemos hecho muy buenas amigas». Otra amiga íntima es Kristen Crawley, la fundadora de KNC Beauty. «Ella fue quien me presentó a Kim y a su familia«, dice Bryant. «Kristen se llevó de Rein una pieza de Fendi a unas vacaciones con las Kardashian. Les encantó y quisieron saber dónde la había comprado».

La mayoría de sus clientes provienen de esta clase de contactos insider. Las celebridades se han enamorado de su marca porque en ella pueden encontrar las clásicas gafas delgadas de pasta que están tan en tendencia, pero no un remake, sino unas originales Versace o un body ochentero de Dior. Aunque cuenta que estuvo al borde de renunciar en varias ocasiones, ahora su tienda está en marchando de maravilla. «Es un negocio difícil y cuando puse la tienda estuve a punto de rendirme, pero ahora está en auge. Ver la mirada de mis clientes cuando se ponen algo de Rein, y ver cómo lo hacen suyo, no tiene precio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *