Hace unos pocos días cuando la duquesa acudió a la gala de los ‘100 días de paz’, contuvimos el aliento. Parecía que Meghan Markle saltaba al vacío con un vestido azul de Jason Wu en francia. Probablemente una de las prendas menos favorecedoras que ha usado hasta ahora, dicho vestido traía una serie de ruches en frente que nos causaron grandes confusiones. Se lograba ver un volumen bastante prominente en su área abdominal que nos hizo preguntarnos ¿está embarazada o su vestido es simplemente feo? (lo segundo no está bajo discusión).

La respuesta: una mala elección sartorial. No solo se trataba de una prenda sin gracia, sino provocadora de volúmenes inexistentes y poco favorecedores. El outfit tampoco se logró salvar a través los accesorios: usó unos zapatos forrados en tela y pedrería de Aquazzura acompañados de un pequeño clutch negro hecho a mano por Dior, el cual nos dió la impresión de ser una billetera (como cuando te bajas del coche y no quieres llevar el bolso). Es bien sabido que el hecho de llevar artículos diseñador pos grandes marcas nunca te asegura un outfit, debes saber combinarlos.

no me llegas ni a la plataforma
© Cordon Press / Vanity Fair

Para nadie es un secreto que Meghan Markle aún no logra acertar con su estilo como duquesa, siempre apuesta por looks ultra-sencillos en los cuales parece que toda su indumentaria estuviera sacada del mismo patrón. Sin embargo, tenemos fe de que solo se trata de una época de adaptación a esta nueva época de su vida y que cuando esté totalmente acoplada logrará elevar su estilo al nivel que sabemos que puede alcanzar. Aún recordamos ese vestido con transparencias y pedrería de Ralph & Russo que usó para anunciar su compromiso con el príncipe Harry con el que se veía realmente hermosa.

no me llegas ni a la plataforma
Meghan Markle y el príncipe Harry anunciando su compromiso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *