La vestimenta de las asistentes a las pasarelas del #NYFW, se ha convertido en un desfile de modas en sí mismo. Desde cierta óptica, se trata del momento en el que se logra vislumbrar la moda en su máxima expresión, ya que esta ropa está siendo usada por mujeres reales que salen a las calles para hacer sus vidas, no por modelos previamente escogidas y vestidas cuidadosamente por un diseñador.

Las influenciadoras y mujeres pertenecientes a la prensa especializada se arriesgan en el street style y conectan con el eclecticismo, prueban nuevas maneras de combinar la ropa y contrastar los colores. Es un festival de mujeres vestidas para sí mismas y para otras, no para el ojo de la mirada masculina.

Si quieres ver lo que está de moda, vete a mirar el street style.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *