Simón Castillo

Con una reproducción meticulosa del  ‘quai de la Seine‘, Karl Lagerfeld ambienta con exquisitez la colección de alta costura otoño – invierno, de Chanel en París

  • Chanel Haute Couture Fall Winter 2018/2019

Al parecer, el ingenio de Lagerfeld es incansable, pues sigue con su línea de ambientar el Grand Palais a su gusto y darle una temática específica a las pasarelas, esta vez logró sacar a la audiencia del tiempo y espacio actuales, llevándolos hacia el ‘quai de la Seine’ y reproduciendo meticulosamente las casetas de carteles vintage, libros y revistas que se comercializan allí, incluyendo a los vendedores quienes permanecieron sentados en sus respectivas sillas con sus camisetas de Chanel durante todo el desfile, como esperando a que algún cliente se acercara a comprar.

El clásico traje de tweed nunca puede faltar en una colección de Chanel, pero esta vez fue presentado bajo influencias futuristas, dejando ver mangas largas que se abren desde el codo y permiten entrever materiales distintos en el interior de las mismas. Los guantes son una pieza clave que los diseñadores, y en especial Chanel, han tratado de reivindicar, pero el street style se rehúsa a hacer.

Chaquetas cortas en tweed ornamentadas con pequeños desflecados en las puntas, acompañan los vestidos de noche que se caracterizan por tener telas vaporosas con caídas perfectas y románticas. Al mismo tiempo, se ven vestidos cortos de gala ultra futuristas, que a pesar de esto, no abandonan la identidad de la marca.

El ‘vestido de novia’, clásico componente que acompaña el cierre de las pasarelas de las grandes casas de moda desde hace ya tiempo, llamó la atención en esta colección, ya que se compuso de una falda abierta, una chaqueta estructurada y a la vez exquisitamente ornamentada con apliques y bordados. Una propuesta clásicamente irreverente al mejor estilo de Karl Lagerfeld.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *