Una imagen pública estrafalaria, diseños irónicos y precios exorbitantes, son los elementos que han impulsado el reconocimiento de Balenciaga

Desde la creación de la casa de moda en 1919, el diseñador español Cristóbal Balenciaga alcanzó una alta reputación por sus piezas de alta costura. Las siluetas inusuales y ultra modernas aún caracterizan la marca, que ahora bajo la dirección creativa de Demma Gvasalia ha alcanzado una popularidad muy mediática.

Desde hace aproximadamente tres años, cuando Gucci y Balenciaga reintrodujeron el maximalismo a la industria de la moda, la idea de desafiar los convencionalismos y convertir los fashion don’ts en fashion do’s tomaba una fuerza nunca antes vista. Ugly sneakers, crocs de tacón y los Ikea bags, fueron algunos de los conceptos considerados feos o vulgares que Balenciaga transformó en moda.

Paralelo a los irreverentes diseños, la imagén pública de la marca también ha sido objeto de cambios interesantes. Casas de moda como Chanel y Chrstian Dior, buscan mantener la percepción del mercado sobre su marca lo más lujosa y exclusiva que sea posible, sin embargo Balenciaga se separa completamente de esta idea. Con un avanzado entendimiento de la cultura mainstream, la marca aprovechó la controversia en los medios sobre sus diseños, llegando a apropiarse de los memes y críticas que se hacían, adoptando incluso una estética pedestre como se aprecia en su cuenta de instagram.

Aunque muchos ponen en duda el valor de la marca por sus elevados precios, piezas como la ‘DHL shirt‘ y la ‘t-shirt shirt‘ puestas en venta por más de mil dolares le dieron un sin fin de titulares y popularidad. La idea de una marca de alta moda que es la antítesis del lujo y la riqueza, no solo resultó original sino que además encantó al mercado. Si bien, casas de moda como Moschino también representan un concepto similar, Balenciaga destaca por lograrlo sin recurrir al caricaturismo, convirtiéndose en una de las fuerzas relevantes de la moda actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *