A puertas de su trigésimo cumpleaños, la cantante reflexiona sobre sus más grandes escándalos

@daniel.fiquitiva – Hace mucho que Taylor Swift dejó de ser la adorable y dulce adolescente que enamoró al mundo al ritmo de una guitarra. Después de diez grammys, giras con records en ventas y múltiples escándalos, la interprete de éxitos como ‘Shake It Off’ y ‘Blank Space’ es una de las fuerzas más importantes de la industria de la música. Recientemente, en una entrevista para la revista Elle de la cual es portada, Taylor habló de las 30 cosas que aprendió antes de cumplir 30.

Edición de Abril de la revista Elle

La cantante de 29 años, que sin duda ha enfrentado polémica tras polémica en los últimos años, compartió aquellas reflexiones personales que la han ayudado a seguir adelante cada vez que las dificultades aparecen. “Ser dulce con todo el mundo todo el tiempo puede meterte en muchos problemas (…) Aprendí que desarmar el bullying puede ser tan simple como aprender a reír” dijo Taylor refiriéndose a la mediática pelea con Kim Kardashian en que fue acusada de ser una persona falsa y traicionera.

Taylor Swift en los AMA’s 2018 | Getty Images

“Caí en cuenta de mis cicatrices de la infancia y trabajo en sanarlas. Por ejemplo, nunca haber sido popular de niña es una inseguridad para mí”. Taylor contó que aún recuerda como solía almorzar sola o se escondía en el baño, ya que era rechazada cuando intentaba hacer amigos. “A los veinte años me encontré rodeada de personas que querían mi amistad. Así que lo grité desde los techos, publiqué fotos y celebré mi nueva aceptación en la hermandad, sin darme cuenta que otras personas podrían sentirse como yo lo hice cuando estaba sola”.

Taylor Swift en los VMA’s 2018

Uno de las confesiones más personales de la cantante fue sobre el cáncer de su madre. “Mis dos padres han tenido cáncer y ahora mi madre está luchando esa batalla de nuevo. Eso me ensenó que hay problemas reales y después está todo lo demás. El cáncer de mi madre es un problema real. Solía tener mucha ansiedad por los altos y bajos de la vida diaria. Ahora le doy toda mi preocupación, estrés y plegarias a los problemas reales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *