Según fuentes, la vida de los duques de Sussex no es tan feliz como parece

@daniel.fiquitiva – Vivir en castillos, sin preocupaciones económicas y con gran reconocimiento social puede sonar como un paraíso. Sin embargo, la vida de la realeza es mucho más que lujos y comodidades: un sin fin de reglas de comportamiento, escasa o nula privacidad, obligaciones oficiales, entre otras, son algunas de las condiciones que conllevan usar corona. Meghan Markle, el más reciente miembro de la familia real británica, sí que sabe del otro lado de la moneda de ser una royal.

Según fuentes de Us Weekly, la duquesa de Sussex está pasando un difícil momento en el palacio por el cual Harry no puede evitar sentirse responsable. «Meghan hizo un gran sacrificio mudándose al otro lado del océano, lejos de su madre y amigos» explicó la fuente. «Casarse en la familia real no es ni de cerca tan glamoroso como parece, así que en muchas formas Harry se siente responsable porque Meghan sea tan miserable«.

Parece que el duque se toma muy en serio cualquier forma de ataque en contra de su esposa, por lo que ha querido en múltiples ocasiones hacer declaraciones públicas defendiéndola y aclarando rumores falsos. «Entre estar embarazada y lidiar con la prensa, Meghan está encontrando toda la situación increíblemente estresante» reveló la fuente del tabloide, razones por las cuales resulta entendible la posición de Harry. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *