Además, los duques implementarán una «perspectiva de crianza hacia el género fluido»

@daniel.fiquitiva – Finalmente se confirmó una de las noticias más esperadas para los fanáticos de la realeza. Las especulaciones sobre el sexo del bebé de los duques de Sussex empezó desde el mismo momento en que anunciaron el embarazo, solo sabiéndose que Harry deseaba una niña (tal como lo grabó un fanático en instagram). Sin embargo, después del Baby Shower que Meghan y sus amigos más cercanos celebraron en Nueva York, se dio a conocer la noticia: los duques tendrán un niño.

Según fuentes del tabloide US Weekly, fue justamente en el Baby Shower que Meghan les dio a conocer la información a sus más allegados. Aunque no hay declaraciones oficiales al respecto, se supone que los duques no revelerían oficialmente el sexo del bebé hasta el momento de su nacimiento, tal como le dijo Meghan a un admirador en un compromiso oficial en Birkenhead cuando este le preguntó: «no sabemos si es un niño o una niña, lo estamos teniendo como una sorpresa«.

Getty Images

Con todo el revuelo alrededor de la noticia, se ha destacado mucho la posición de los duques sobre la crianza del futuro royal. «Meghan ha hablado con algunos amigos sobre el próximo nacimiento y sobre cómo educarán a su bebé. Su palabra exacta fue «fluido», reveló una fuente de la revista Vanity Fair. «Ella dijo que su plan para criar a su hijo sería desde una aproximación al género fluido y no le impondrá ningún estereotipo«, algo que en definitiva podría resultar controversial entre las tradicionales costumbres de la realeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *