La jefa de seguridad de la duquesa de Sussex ha renunciado tras solo seis meses de estar en el cargo

@simoncblog – Para nadie es un secreto que el objetivo de Meghan no es ponerse en un pedestal, sino todo lo contrario, quiere acercarse al pueblo y dar a entender que ella es parte de él. Esto supone un peligro para su seguridad, y lo advierte personalmente el ex guardaespaldas de Diana de Gales, justo a quien Meghan se quiere asemejar con este comportamiento, en un artículo del diario The Daily Mail

“A la duquesa parece gustarle mezclarse con el pueblo durante sus compromisos públicos, demostrando así que es una más, y le incomoda la presencia de un oficial de seguridad”, escribe. Estas son las razones por las que Wharfe, quien se ocupó de la seguridad de Diana de Gales por 8 años, dice sentir solidaridad por la ex jefa de seguridad de la duquesa de Sussex, quien dimitió a su cargo tras solo seis meses de haber trabajado en él.

“Diana no era una jefa fácil. Como a Meghan, le gustaba acercarse a la gente y llevar una vida lo más corriente posible”

Ex guardaespaldas de Lady Di, Ken Wharfe, en The Daily Mail.
GTRES Online

Es lo que por ejempló pasó en Fiji durante uno de los actos del reciente tour por Australia y Oceanía de los duques de Sussex, en el que Meghan tuvo que ser evacuada por su guardaespaldas del mercado en donde se encontraba por la gran aglomeración que se formó para saludarla.

“En mi opinión, se deberían haber colocado vallas”, escribe el detective Ken Wharfe sobre este tema. “Sabían que la expectación por ver a la duquesa era enorme. Estaba embarazada y acababa de casarse”. Se especula que lo sucedido en dicho archipiélago pudo haber sido la razón de la renuncia de la jefa de seguridad de Meghan.

El ex guardaespaldas de Ladi Di señala otros puntos débiles de la seguridad de Meghan. Su gusto por mezclarse entre el público, por ejemplo, podría costare un mal momento a expensas de la mala relación que tiene con su padre y media hermana. “La preocupación no reside tanto en que alguno de ellos intente colarse en palacio, pero sí que se acerquen a ella durante uno de sus viajes, quizás con una cámara de televisión que grabe la confrontación”, dice. 

También critica la decisión de los duques de Sussex de mudarse del palacio de Kensington, en Londres, a Frogmore House, una casa situada en las afueras de Windsor. “El plan de la pareja de mudarse a Windsor representa un reto. Con un espacio abierto tan grande como el parque Windsor Great Park a su alrededor, será más difícil cuidar la seguridad”, advierte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *