Lo llevó escondido en su vestido y tiene que ver con su primera cita con el príncipe Harry.  La duquesa de Sussex lo revela en el documental a punto de estrenarse ‘Queen of the World’.

@simoncblog – No hay nada que podamos amar con mayor fervor que una auténtica historia de cuento de hadas, con príncipes, princesas y detalles cargados de romanticismo. Algo nuevo, algo prestado, algo viejo y algo azul. Es lo que dice la tradición que deben llevar las novias. Meghan cumplía con todos, pero ahora nos damos cuenta que el ‘algo azul’ fue un objeto totalmente enternecedor.

La duquesa de Sussex escondió bajo su vestido un trozo de tela azul perteneciente al vestido que usó en su primera cita con el príncipe Harry. El detalle es precioso y demuestra que el amor deja más de un pormenor escondido en la memoria de la ex actriz, que recordaba exactamente cómo fue vestida a aquella cita a ciegas de julio de 2016 organizada por Violet Von Westenholz en la que dejó sin respiración al príncipe.

Buscó el vestido, cortó un trocito de tela y lo preparó para coserlo, por dentro, a su vestido de novia diseñado por Claire Weight Keller para Givenchy. La propia duquesa se encarga de desvelarlo en el documental que promete abrir las puertas, hasta ahora cerradas, de la vida más privada de la reina Isabel II, Queen of the World, que se estrena el 25 de septiembre en Reino Unido en el canal ITV y el 1 de octubre en HBO.

En el avance del documental, el príncipe harry y la duquesa de Sussex son evidentes protagonistas junto a la reina. En él aparece la duquesa asombrada justo en el momento en el que, por primera vez, ve su vestido de novia junto con el velo con las 53 flores que representan cada uno de los países que forman la Commonwealth.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *