Durante 20 años ha luchado Ben Affleck contra su adicción al alcohol. Tras dificultades en su infancia por el alcoholismo de su padre, se dice que el actor y director ganador de dos premios Oscar empezó sus problemas con la bebida desde temprana edad.

Sin embargo, fue hasta 2001 al terminar su relación con Gwyneth Paltrow y estar empezando un romance con Jennifer López que estuvo por primera vez en rehabilitación. Más tarde en 2005 se casó con Jennifer Garner, con quien tiene tres hijos, y por un largo periodo de tiempo la vida familiar lo mantuvo alejado de su adicción. Pero su matrimonio encontró diferencias irreconciliables, tras una infidelidad de Affleck en 2015 la pareja anunció su separación ante los medios.

Ben Affleck en sus relaciones con Gwyneth Paltrow, Jennifer Lopez y Jennifer Garner

Entonces el año pasado regresó a rehabilitación, admitiendo públicamente en un comunicado que hizo en su cuenta de facebook sus dificultades con el alcohol. «Ya he acabado el tratamiento para curar mi alcoholismo, algo con lo que he luchado en el pasado y con lo que lucharé en el futuro. Quiero vivir la vida al máximo y ser el mejor padre posible» declaraba el reconocido actor de Batman.

A pesar de esto, tras su ruptura con Lindsay Shookus (productora de ‘Saturday Night Live’) y ser visto saliendo con una joven modelo de Playboy (Shauna Sexton), la semana pasada Ben Affeck regresó a rehabilitación por tercera vez. Personas cercanas al actor le dijeron a la revista People que los últimos días su estado era preocupante: «Ben había estado bebiendo solo durante días. Apenas comía y no se duchaba«.

Ben Affleck con Lindsay Shookus – saliendo con Shauna Sexton – camino a rehabilitación con Jennifer Garner

Fue entonces cuando Jennifer Garner, junto a la terapeuta que ha acompañado el proceso de adicción, aparecieron en la puerta de su casa. «Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto«, dice la fuente cercana al actor. Jennifer se tomó un tiempo de la promoción de su nueva película ‘Peppermint’, siendo ella misma quién lo condujo hasta la clínica de rehabilitación en Malibú.

Ahora, como si las dificultades para el actor no fueran suficientes, se dice que su recaída podría costarle uno de los papeles más importantes de su carrera. Tal como le sucedió en su momento al actor Robert Downey Jr., debido a la adicción del actor los costos del seguro para una próxima entrega de ‘Batman’ subirían demasiado, presuntamente teniendo el estudio que reemplazar a Affleck de su papel de Bruce Wayne. El tiempo dirá qué más le costará al actor sus problemas con el alcohol.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *